25 junio 2013

Noticias esperadas de Pandora

Esta grandullona tuvo la gran suerte de que alguien se enamoró de ella, fue la víctima de un auténtico flechazo, la cosa no pintaba bien pues esta belleza estaba “a monte”, eso sí, buena a más no poder. No las tenía yo todas conmigo, no lo veía claro, pero la adopción cuajó, porque querer es poder. 

"¡Hola! Ya hace año y medio que adoptamos a Pandora y aunque al principio era muy miedosa y se asustaba por todo, ahora es una perra muy cariñosa y siempre está pidiendo besos y mimos. Es muy juguetona y siempre está pendiente de si ve otro perro para ir a jugar. Aunque es un poquillo grande y bruta se lleva muy bien con perros y gatos, con tal de jugar a ella le da igual. Os pongo una foto para que veáis lo bonita que está ahora y como le cambió esa mirada triste que traía a una que deslumbra felicidad."

Nuevas noticias de Chiripa

La pequeña Pili no tuvo la suerte de su hermana Chiripa, y sigue con nosotros, tan cariñosa y tímida como siempre. 

"Hola Mónica, soy Sara, la compañera de piso de Chiripa, una perrita buenísima de unos nueve kilos y ahora dos años de edad. La adopté ahí hace ya más de un año y estoy encantada de haberlo hecho. Es la hermana de Pili, otra perrita negra de características similares a Chiripa. Me gustaría saber que tal está, si la han adoptado o no, porque me acuerdo mucho de ella y me da mucha pena no haber podido acogerla a ella también. Si aún la tenéis ahí animo a todo el mundo a que se decida porque yo estoy tan contenta con esta pequeñaja…un saludo y ¡gracias!"

Bebo ADOPTADO


En cambio si lo que te gusta es la vida tranquila, Bebo podría ser tu compañero. Un grifón pequeño pero fuerte al que no le van las aglomeraciones, el jaleo no es lo suyo. Lo recogimos en la calle, gordito, limpio y cariñoso, pero su dueño que había pasado de ponerle el chip también pasó de buscarlo. ¡Y mira que pasar de esta belleza!

Bosón



Si ningún animal debería vivir en un refugio, un celosillo mimoso como Bosón, menos. De un tamaño menor que un pastor alemán, esta belleza de ojos achinados tiene un precioso pelo que es imposible que pueda lucir en el refugio, por falta de mantenimiento. Aún así, no lo lleva tan mal, no le queda otra.

Noticias frescas de Billy, adoptado

"Hola, te mando unas fotos de Billy. Estamos encantados con él, se ha adaptado a la perfección en casa, le gusta mucho salir a pasear y sobre todo ¡la playa!, jugar en la arena y hasta ha tratado de meterse en el agua…pero todavía le asusta un poquito. Por lo demás es un amor, muy cariñoso con nosotros y los niños y su  mayor afición… ¡dormir! tumbado al sol o en su camita, pero le encanta pasarse horas tapadito y durmiendo. En definitiva, se ha encariñado de nosotros y nosotros de él, así que te dejo las fotos aquí para que veas lo contento que está y lo bien que se lo pasa."

18 junio 2013

Nuestro día a día

A los que estéis pensando en incorporar un nuevo miembro a vuestra familia, animaros. En este momento tenemos el aforo sobrepasado con creces, recogemos animales a diario (hasta diez han entrado algún día) algunos con chip que nos permite devolverlos a sus casas, y muchos sin chip que sus dueños no reclaman y aquí se quedan. Tenemos de casi todos los tamaños, colores y estilo de pelo.
Seguimos con el gran problema de los perros potencialmente peligrosos, que no podemos entregar a sus dueños a falta de la oportuna licencia, un trámite sencillísimo, de verdad, y que casi nadie cumple, y del que os informamos encantados, nosotros o el departamento de Medio Ambiente del Concello de Vigo (teléfono 986810204).
Tenemos unos cuantos gatos adultos, ya esterilizados y con un carácter estupendo, listos para ser adoptados: el enorme Xan, Mel, Mamma, que crió aquí a sus gatitos el año pasado, Manchas, tan tranquila y tan dulce ella, el pobre Solo, que después de sobrevivir al gran cambio de su vida, está de nuevo de bajón (espero que mejore en los próximos días) o la guapísima Blue (aún no está subida al blog), una gata azul y crema que dejaron aquí con una mamitis impresionante. Y me dejo algunos. Son animales con su carácter ya definido, lo cual evita las sorpresas que a veces dan los juguetones gatitos pequeños, que no resultan tan cariñosos de mayores. Ideales para piso, una vez esterilizados ya no hay diferencia entre el comportamiento de machos y hembras, y la adaptación suele ser  buena. Si se trata de una casa y queréis que el animal salga al exterior, os llevará más tiempo, muchísimo cuidado y paciencia, hasta que el animal reconozca la casa como suya.
Y bueno, anima un poco saber de nuestros adoptados. Estos días nos han visitado Duaiky ¡y no la reconocí, lo cambiadísima que está!; vino con Rula, de lo más suave, que protege su hogar de los perros intrusos; la pequeñita Nala, ¡cuánto costó encontrar un adoptante que se la mereciera!; Rubi, con su maravilloso pelo canela, y alguno más que ya no recuerdo. Hemos tenido noticias de la recién adoptada Alba, que va a resultar una cabra loca, con lo bien que se portó aquí; Pandora, aquella cruce de Dogo tan miedosa y tan buena, que ya tenía unas ganas de saber de ella…y veo que está de vicio; de la pequeña Chiripa, guapa- guapa; de Billy, que pasó con nosotros muy poco tiempo, afortunado él; y de Carbonilla, un fedello que tiene entretenidos a sus dueños…con sus trastadas. Unos cuantos a los que les ha tocado la lotería…y muchos dispuestos a jugar y a ganar.

De vuelta en casa después de cinco años


Si no confías en el microchip, te puedo contar la historia del Van Gogh adoptado en el refugio de Bando, de dónde salió esterilizado y con chip. Vivió durante un año en un piso en Brión con una familia que le llamó Chisco, que lo quería mucho y lo atendía como corresponde a un animal joven y vivaracho. Por circunstancias de la vida, de salir a trabajar fuera, otro embarazo, falta de tiempo, esta familia optó por traer a Chisco a Vigo a casa de los abuelos. El valiente y movido Chisco parece que no se conformaba con el espacio del que disfrutaba y de vez en cuando se iba a dar un garbeo, hasta que un día ya no volvió más. Siempre les quedó ese dolor de perder al perrito del que tenían tan buen recuerdo, el interrogante de saber que le habría pasado.
El caso es que esta semana recogimos un perro en el Monte Dos Pozos, tenía microchip y así pudimos avisar a Xoan, que al día siguiente estaba aquí para recogerlo, sin decir nada al resto de la familia, para sorprenderlas, y nos contó la historia. Y el perro que estaba como alucinado, que ni nos olió, ni nos miró, teníais que verlo con él, como lo reconoció y que alegría. Si no lo veo, no lo creo, porque sabéis, pasaron nada menos que cinco largos años. Y tengo claro que Chisco se perdió buscando a su familia verdadera.
Gracias al microchip ahora Chisco volverá con ellos, sus circunstancias cambiaron, pueden atenderlo y él se lo merece. Cuando lo encontramos su aspecto, bichos aparte, no era el de un animal callejero, en algún sitio estuvo viviendo hasta ahora, alguien le alimentó, alguien que en cambio no supo ayudarle a volver con su familia. Durante cinco años. Para que luego digan que el microchip no vale para nada.

14 junio 2013

Noticias de Landra

Con el refugio a tope, con animales entrando todos los días, y muy pocas adopciones, no sabéis la ilusión que nos hace saber que los animales adoptados están tan bien. Que los queréis y los cuidáis, con sus virtudes, y a pesar de algún defectillo que puedan tener. Como Landra, una belleza de unos añitos que rejuveneció al tener una buena calidad de vida. En las fotos parece una jovenzuela y hasta sonríe. Gracias por cuidarla y gracias por adoptar, a vosotros y a todos en general, de esta manera podemos seguir con esta dura e interminable labor.

“Hola, soy Landra, una setter inglés que vivió con vosotros en el refugio durante un par de años, hasta que el verano pasado me acogió mi nueva familia, una pareja muy maja, aunque a veces son un poco mandones…
Me costó un poco adaptarme, no me gustaba mucho que me dejasen sola en casa, pero bueno, poco a poco me voy acostumbrando. Soy una viejita un poco cabezona y muy mimosa, me encanta que me den cariños, mimos y estén pendientes de mi todo el día. Me encanta buscar tesoros por el jardín y comerme las plantas, aunque creo que a mis dueños no les hace tanta gracia…
Me llevan un montón de veces a pasear. Antes me dejaban correr suelta todo lo que quería por la playa y el monte, pero cuando empecé a alejarme demasiado dejaron de hacerlo. No me gusta tanto ir con la correa, pero la verdad es que me volvía loca con tantos olores y rastros que seguir, cuando me ponía a correr no había quien me parase, sobre todo en la playa, donde me encantaba perseguir a las gaviotas y jugar con las olas. Están enseñándome a que controle un poco más mis instintos, y a ver si dentro de poco me pueden soltar otra vez.
Todavía me cuesta un poco relacionarme con otros perros, no me gusta nada que me huelan, pero poco a poco voy mejorando.
Os adjunto unos fotos para que veáis lo guapa que estoy y lo bien que me cuidan.
Un saludo para todos y espero que mis antiguos compis tengan pronto tanta suerte como yo.”