30 junio 2017

Flaco



Probablemente de los que dejan tirados en los alrededores del refugio. Se pasó días corriendo, buscando, y sin atender a nuestras llamadas, adelgazando cada vez más.

Con comida conseguimos finalmente pescarlo y antes de que cogiera peso cayó enfermo.

Tuvo fortaleza, aguantó, y ahora con los huesiños más cubiertos de carne, va sacando la alegría y el carácter protector...que lo tiene.